Una alumna de la Escuela Municipal de Patín clasificó a la final de los Bonaerenses