El software, un elemento indispensable en todos los juegos