Tras horas de incertidumbre lograron atrapar al puma que apareció en Ostende